viernes, 21 de marzo de 2014

Ongi Etorri

El publicitario Leandro Hill y el comisario de policía Luciano Campos son los principales protagonistas de la novela "Ongi Etorri", del escritor vasco Ángel Gros.

Leandro es un hombre de pocas palabras. De ascendencia inglesa. En su rostro, una nariz normal tirando a grande, una boca con labios ni finos ni gruesos. Unos ojos de color indefinido cercano al marrón escuro, con dos grandes bolsas debajo. No terminó la carrera de Filosofía y Letras y  trabajó en una multinacional de la publicidad. Separado de su segunda mujer, tiene una hija, Casilda, de once años. Su primera mujer y sus dos hijos murieron en el atentado del IRA de Omagh (Irlanda del Norte). Conduce un Volvo embargado y, en cierta ocasión, alquila una moto BMW R80 de color negro. Viste elegante, en general, aunque a veces se pone una sudadera con capucha, vaqueros y deportivas. Tiene una gran colección de relojes. Se perfuma con "Azzaro". Gracias a lo que le van a pagar por este último trabajo, se permite comer en el restaurante Arzak, y hospedarse en el Hotel Marqués de Riscal de Elciego.

El comisario Campos recibió hace quince años la medalla al mérito policial. Conduce un Audi A8 destartalado. Utiliza un trasnochado ordenador portátil con procesador Pentium 4. Está casado con Amaia. Suele beber cerveza sin alcohol, pero estando en las islas Cayman se toma una Caybrew. Le gusta mucho John Milton. La gastronomía, la buena mesa, es otro de sus "vicios". Con el coronel Arrieta almuerza un día en el "Patxiku Enea", de Lezo, en las faldas del monte Jaizkibel.

Otros personajes:

Camila Izaguirre es la consejera de interior del Gobierno Vasco. Ávida de sexo, tiene unos encuentros muy calientes con nuestro publicitario Leandro. De treinta y pocos años. Viste una falda gris y una camisa blanca que, entreabierta, deja ver una cadenita de oro. En otra ocasión, un elegante vestido color salmón diseñado por el modisto alavés Modesto Lomba; y un bolso de color crudo con ribetes dorados de Carolina Herrera.

Antonio Aguirre es el director de campaña del PSOE. Un hombre metódico, curtido en el ámbito de la comunicación, pero que dedica poco tiempo a su imagen personal. Calza unos zapatos muy anticuados, limpia sus gafas con un enorme pañuelo blanco, se peina con un impecable trazo en la raya lateral de su pelo, el cuello de su camisa está desgastado, el nudo de la corbata tiene una tendencia a la escora, sujetándose mediante un anticuado pasador dorado colocado demasiado alto. Lleva una pequeña insignia del Athletic adornando la solapa izquierda de su viejo traje. Ahora es socialista, antes de la izquierda abertzale.

Rosa Gaztelu es la secretaria de Aguirre. Tiene un hijo, Galder, de 7 años, que es autista. Es una auténtica institución dentro del partido. Eficiente y discreta.

Los policías Arnaldo Iglesias y Néstor, que en su día dieron cobertura a los GAL de Amedo.

Tia Zhun es una mercenaria asesina.

Urtzi es amigo de Leandro.

Egoitz y Andoni, sus secuestradores.

Gustavo era su jefe y un gran extorsionador.

Paul Bidart es un francés al que le gusta bucear en las islas Cayman.

No sé si "Ongi Etorri" es una novela negra con tintes políticos; o una novela política con tintes de novela negra. En cualquier caso, es una historia que ocurre después de la última tregua de ETA, en la que aparecen jueces, políticos y policías corruptos. Masones y jesuitas, además de miembros de la organización armada que no quieren abandonar este tipo de lucha de ninguna manera. No faltan ni sexo ni restaurantes por todo lo alto. Los últimos capítulos de la novela son trepidantes.

6 comentarios:

  1. No conocía al autor ni la novela.
    Gracias por la información y buena reseña, Julio.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Pues ni idea del autor ni de la novela, pero me la apunto.seguro que va a gustarme.

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. Es lo mejor que he leído este año. Pero te va a costar encontrarlo en librerias

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Sebastian Garcia Pavón14 abr. 2014 12:59:00

    Hoy Ricardo Bosque hace mención muy positiva también de esta novela. Y habla de ella como ejemplo de los raros talentos que yacen sumergidos en el mundo de la autoedición

    ResponderEliminar
  6. Arturo Beniflá14 abr. 2014 13:01:00

    Lectura recomendada para la Semana Santa. Pura evasión. Ongi etorri.

    ResponderEliminar